La IBERO y la educación Jesuíta

Por: Mariel Vela

La verdad os hará libres – Juan 8:31-38. El lema universitario de la Ibero tiene sus raíces en un pasaje bíblico. A pesar de que no es una universidad conocida por imponer creencias religiosas ni por obligar a los estudiantes a visitar la capilla, la universidad pertenece al Sistema Universitario Jesuita de México. Es interesante investigar como el fundamento jesuíta ha afectado como se construye el modelo educativo de la Ibero, un modelo que acepta todo tipo de creyente y no creyente.

El Sistema Universitario Jesuita se define como “una obra educativa de la Compañía de Jesus que permite el apoyo mutuo, así como la formación de una comunidad universitaria en un concepto que trasciende la ubicación física de cada uno de los planteles que lo conforman”. La Ibero acaba de cumplir 70 años, lo que provoca una reflexión acerca de sus raíces. Al preguntar a diversos estudiantes acerca de su opinión sobre como se maneja el sistema educativo de su universidad, la mayoría no sabía que responder. Sin embargo todos tenían la opinión común de que la clase de un maestro podía ser totalmente diferente a la de otro.

La libre cátedra es una de las características mas marcadas de la Ibero. Cada maestro tiene un plan de estudios en cierta medida diferente al de los demás, no hay censura en el tipo de bibliografía que se usará en el curso, y dependiendo de la materia se utilizará un sistema especifico de evaluación acorde a la misma, ya sea por examen final o trabajo final.

A esto se le llama pedagogía Ignaciana, la cual busca una educación integral tanto ética como intelectual. Al preguntarle a una monja que se encuentra estudiando la carrera de Teología en la misma universidad dijo: “Se debe enseñar a pensar y enseñar a aprender.” Es por esto que las aulas de la Ibero son tan simples y no se toma en cuenta la tecnología con la importancia que otras universidades como el TEC disponen. El maestro está fundamentalmente para enseñar a sus alumnos y aprender de ellos. Las clases se vuelven un diálogo, no una imposición de ideas.

Al caminar por la universidad, se ve a San Ignacio de Loyola como una estatua por la que pasan estudiantes día a día. Muchos la toman como punto de referencia para indicar su locación. A pesar de que al final del día, muchos escogieron su alma meter basados en prestigio y no necesariamente por la ideología jesuita, fue interesante cuestionar a los estudiantes sobre su nivel de conocimiento respecto a esta. Esperemos que el nombramiento del papa Francisco (primer papa jesuita) provoque un poco de curiosidad. Algunos con mayor consciencia, otros totalmente ignorantes sobre la cuestión, pero todos recibiendo el modelo educativo y pedagógico de la estatua cerca del Banamex. San Ignacio de Loyola.

Anuncios

2 Respuestas a “La IBERO y la educación Jesuíta

  1. A pesar de que la Ibero es Jesuita me parece que está muy bien el sistema que se ha manejado, porque es muy liberal y muchos alumnos pueden desarrollar una propia identidad.

  2. Considero que la vision de los jesuitas es muy distinta a otras ordenes religiosas. Los jesuitas son personas muy preparadas, con la mentalidad de la verdad nos hara libres.
    Es un privilegio ir en la ibero ya que la educacion que recibimas tiene una ideologia humanista l que es un beneficio para nostros como los alumnos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s