La vida de estudiantes en China

Ivonne Sánchez

Cursar un semestre o un año en otro país es una de las mejores oportunidades para desarrollar mejor nuestro ámbito académico y social, por supuesto. Pero, la experiencia se vuelve mejor cuando eliges un país totalmente diferente a el tuyo. Por ejemplo, China.

                                 DSC02804

Para muchas personas China es un país atractivo, exótico, aventurero y por supuesto totalmente distinto. China está llena de sorpresas, llena de historia y llena de cultura; China es un mundo totalmente diferente para nosotros.

Quizá, a muchos les llama la atención y a otros, tal vez, ni un poco, pero lo que es seguro es que China es conocida por casi todo el mundo y cualquiera podría decirnos algún dato de este país.

Platiqué con mucha gente de edades variadas, señoras, amas de casa, señores, empresarios y con varios de mis amigos acerca de La República Popular de China, y descubrí que a cada uno de ellos les encantaría conocer este país, pero, sólo como turistas; me contaron que les gustaría ir a sus templos, explorar su cultura, comer su deliciosa comida típica, comprar todos los aparatos tecnológicos que allá se producen y por supuesto pasear por La Muralla China. Por otro lado, sobre a todo a los empresarios les agrada la idea de viajar a China para ver como se manejan los negocios e ir a ferias de proveedores en donde encontrarán personas de todo el mundo. Lo que resultó curioso fue que a ninguno le gustaría vivir ahí.

De esto tratará este reportaje, de por qué sólo algunos jóvenes eligen China para ir a estudiar y de cómo es la vida de un estudiante que decidió irse por  menos o más de un año a este país.

SONY DSC

China y su educación

La educación pública universal es una de las principales características del gobierno chino comunista. Actualmente al educación superior en China es reconocida por ser un “Sistema de Punto Clave”. Mediante este programas lo mejores estudiantes son puesto en escuelas seleccionadas las cuales se especializan en el entrenamiento de una elite académica.  Suena interesante ¿no?, pero pocos estudiantes están aprovechando las oportunidades que ofrece el programa.

La principal razón por la que muchos jóvenes no irían a China a estudiar es el idioma; para muchos es un reto muy difícil aprender chino: “Es como empezar desde cero, su alfabeto es muy diferente al nuestro y la pronunciación suena muy complicada”; esta fue la principal afirmación que muchos me comentaron. También hay diversos prejuicios y actitudes discriminatorias, pues dijeron que los chinos son muy sucios, irrespetuosos y todos iguales.

Para realizar este reportaje me basé en la experiencia personal de una gran amiga, que a sus 18 años se fue un semestre a Beijing después de haber terminado la preparatoria. Ella tomó esta decisión porque no sabía qué estudiar y quería aprender algo nuevo, pero que también implicara un reto muy difícil, quería superarse. Así que su aventura comenzó en agosto del 2011. Llegó a la ciudad de Beijing y se hospedó con un matrimonio chino, por dos meses.

Ir con una familia china, dice Frida, puede ser muy difícil, ella tuvo suerte de que la señora hablaba un poco de inglés, por lo tanto podían entenderse de alguna manera.

Es muy interesante el trato que adquieren los estudiantes por parte de sus familias adoptivas. En el caso de mi amiga la pareja era agradable, había algunas cosas muy diferentes a nuestra cultura y tratos especiales. Por ejemplo, Frida no podía lavar su ropa interior en la lavadora, por cuestiones de higiene, según su familia china; también tenía sus propios palillos y sus propios platos, que eran los únicos que podía utilizar y al salir de bañarse tenía que secar toda la regadera y dejarla totalmente limpia. No existía el contacto físico.

Los alumnos extranjeros que deciden quedarse con alguna familia pueden correr con suerte, pues hay muchas familias que intentan apegarlos mucho, y tratan de que descubran su cultura, los invitan a fiestas de Año Nuevo, los llevan a sus pueblos natales, los llevan de viaje o simplemente los invitan a salir mucho con ellos.

En el ambiente escolar, todo es más sencillo, muchísimos extranjeros viven en China, gente de todo el mundo: “Conocí a jóvenes de Perú, Colombia, Dinamarca, Holanda, Venezuela, Francia y muchos de México” mencionó Frida. Muchos de los jóvenes que residen en China están allá para poder hacer negocios en un futuro y por supuesto para aprender el chino-mandarín y muy pocos van para aprender más de la cultura China.

Las relaciones de los maestros con los alumnos son muy frías, pues existe una barrera, sobre todo por la propia cultura china que implica una limitación entre las relaciones sociales. A pesar de esto, aclara Frida, todos los profesores son muy amables e intentan resolver todas las dudas que se puedan llegar a presentar.

A muchos latinoamericanos les cuesta bastante adaptarse a la vida en China durante los primeros meses, pero después terminan encantados, e incluso muchos regresan, como ocurrió con Frida.

El transporte en Beijing es barato, prácticamente todo en China es muy barato, y es muy sencillo moverse de un lugar a otro en metro, el cual cuesta alrededor de 2 pesos, lo que facilita a los estudiantes gozar también de muchos viajes turísticos. Los taxis también son muy baratos, pero son muy difíciles de conseguir por la gran cantidad de gente de vive en las ciudades.

China en sí, es muy segura, “pero nunca está de más andarse con cuidado”, resalta Frida; “yo podía salir de algún antro a las 4 de la mañana y moverme sin ninguna preocupación y sobre todo en los conciertos la seguridad es impresionante”. Aunque como en todos los lugares, también existen los carteristas, la diferencia es que en China el castigo es muy duro para cualquier tipo de violencia.

Estilo de vida

La gente en Beijing es tradicionalista, pues es la ciudad más típica y más cultural en China, la gente no habla nada de inglés, por lo que para un extranjero suele ser difícil comunicarse.

Existen hoteles que tienen contrato con escuelas extranjeras. Después de dos meses Frida decidió dejar a su familia China y se movió al Mandarin Hotel, que estaba enfrente de su escuela y en donde muchos alumnos extranjeros se hospedaban, es más bien la residencia de la escuela.

A diferencia de Beijing en Shanghai el ambiente y las opciones son muy distintas. Esta ciudad se ha convertido en la más importante de China, pues es el centro de negocios, viven los chinos ricos, existen muchos lugares para extranjeros y es en donde se encuentran las mejores universidades.

SONY DSC

Muchos mexicanos, jóvenes/adultos viven en Shanghai, dice Frida, y también había una cantidad enorme de restaurantes mexicanos e italianos, es más fácil la vida de un extranjero en Shanghai a comparación de Beijing. En Shanghai la mayoría de la población habla aunque sea un poco de inglés, hay muchísimos más extranjero, aquí si te encuentras con gente de todo el mundo. Los chinos en esta ciudad son más abiertos, pues están más acostumbrados a estar en contacto con diferentes culturas.

Las limitaciones para extranjeros son bastantes, incluso para los mismo chinos. Es muy difícil encontrar manifestaciones, y es casi imperdonable para el gobierno algún acto en protesta contra éste. Los extranjeros no deben meterse con las ideas ni mucho menos con las leyes.

Me gustaría remarcar un punto que me parece curioso y que ahora podría ser terrible para los estudiantes extranjeros que viven en China. En este país, las redes sociales más populares en el resto del mundo: Facebook y Twitter, están prohibidas. Esta limitación de redes sociales surge como estrategia del gobierno para mantener en protección a las empresas, las instituciones, la gente e incluso el propio gobierno, pues el país regula toda la información que entra y sale del país. Sin embargo, muchos estudiantes extranjeros encontraron la manera de desbloquear estas páginas. Por ejemplo, existía una página en donde pagabas una mensualidad, aproximadamente 50 usd al año y te daban un link con el que iniciabas sesión y podías abrir después Facebook y YouTube.

En realidad los chinos no necesitan estas redes sociales precisamente, pues han estado siempre alejados de éstas y cuentan con sus propias redes sociales. La principales redes sociales de China son:

www.weibo.com

www.renren.com

www.kaixin001.com

Son estas las redes sociales más populares entre los jóvenes y funcionan casi igual que Facebook, pueden subir fotos, editar un perfil, etc. Cuentan con las mismas funciones.

Una experiencia

Me gustaría terminar con una experiencia personal. Tuve la valiosa oportunidad de poder alcanzar a Frida el verano pasado en China. Fuimos a Beijing, Hong Kong (no hablé nada de Hong Kong, porque es como si fuera un país distinto a China, diferente educación, valores y diferentes formas de gobierno, incluso diferente moneda) y Shanghai.

Mientras acabábamos de recorrer “The Forbidden City” en Beijing, no sentamos a descansar y empecé a preguntarle a Frida muchas dudas curiosas que tenía de China, y llegué a tocar la forma de gobierno que manejaban, pero ella dudaba mucho en responder, y volteaba mucho a su alrededor, hasta que la gente que estaba a nuestro lado se fue y nos quedamos solas, me dijo que eran temas muy delicados y que preferiría hablarlos llegando a nuestra habitación. Cuando por fin llegamos, respondió mis dudas, y menciono que muchos turistas habían desaparecido y jamás nadie los había vuelto a ver, a unos los agarraban por utilizar drogas, a otros por influir en la ideología de los jóvenes chinos, etc, o al menos eso era lo que los demás estudiantes extranjeros le habían dicho, es más bien un rumor del cual nadie puede desmentir o aprobar. (Esta información es la que cuele circular al rededor de los jóvenes que se van de intercambio, quizá haya cosas distintas en cada versión)

Con el poco tiempo que estuve allá pude darme cuenta de lo maravilloso que es este país, a pesar de estar frente a un cultura y frente a una educación totalmente distinta a la nuestra. Es impresionante la cantidad de gente, de autos y de edificios que puedes llegar a ver. Y también es impresionante, o al menos lo fue para mi, la cantidad de jóvenes que están estudiando allá, para mi nunca hubiera sido una opción China para realizar mis estudios de intercambio, pero desde que visité la República Popular de China no dudo en vivir ahí por lo menos medio año.

Recomiendo la experiencia totalmente y Frida lo hace también.

Anuncios

Una respuesta a “La vida de estudiantes en China

  1. Ciertamente se trata de modos de estilo diferentes a los occidentales y tiene pros y contras en todos los sentidos, pero es importante tomar esto en cuenta para la toma de decisiones en turismo y tratos comerciales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s