Los Olvidados de Art. 123

Por: Pedro Santiago Pinto

La vida pasa muy rápido, y quizá no sea lo mejor quedarnos sin hacer nada. Pero me parece que si es importante que ocasionalmente nos detengamos tantito de este estilo de vida que llevamos hoy en día los seres humanos y reflexionemos como ha sido la vida con nosotros. Cuantas veces cuando nos despertamos lo primero que hacemos es agradecer por un amanecer nuevo, por una oportunidad mas, por un día mas de vida? Quizá casi nunca lo hagamos pero pienso que por momentos deberíamos de pensar en todas aquellas personas que no están en la misma condición que nosotros.

Es por eso que decidí hacer un trabajo de investigación periodística acerca de la vida de los jóvenes que viven en la calle. Me pareció importante documentar como es la vida de varios jóvenes que viven en la calle de Art. 123 casi esquina con Balderas en la colonia Centro de la Ciudad de México. Mi trabajo final consistió un video en el que se intenta documentar como es la vida de los jóvenes que viven en condición de calle en Art. 123 de la Colonia Centro de la Ciudad de México.

En el video los jóvenes me muestran como es su vida día a día, donde duermen, que comen si es que llegan a comer en el día, a que se dedican y otros aspectos de su “vida”. Tuve la oportunidad de entrevistar a algunos jóvenes de esa calle, me sorprendieron muchos detalles de su forma de vivir, pero me sorprendió el que me dijeran que ellos simplemente desean un hogar digno, un trabajo y tener la oportunidad de volver a estudiar. Están tan acostumbrados a la discriminación que ya no les importa lo que digan de ellos.

Image

No fue un trabajo sencillo, de hecho se torno peligroso. No me fue sencillo convencerlos de grabarlos, pues no les gusta que sean exhibidos. Pude grabar solo lo que ellos me permitieron grabar y me contestaron solo lo que ellos consideraban debían contestar. Me condicionaron a que cooperarían solo si les daba dinero, en un principio me pidieron 20 pesos por cada persona que apareciera en el video y hablara. Al ver que comenzaba a cumplir con lo acordado quisieron abusar de la situación elevándome el precio por persona de 20 a 50 pesos, situación a la que no accedí y por la cual fui amenazado de no salir vivo o completo de esa calle. Fui perseguido por alrededor de 10 personas, y tuve que pedir apoyo de la policía para evitar ser atacado y quienes tuvieron que escoltarme hasta la calle donde había dejado mi vehículo.

Image

Yo me había percatado de la existencia de las personas que viven ahí en una de mis múltiples visitas al centro de la ciudad, pero nunca me había interesado en conocer como se llaman, cuanto tiempo llevan viviendo ahí, como llegaron ahí, que comen, como duerme, etc.

En verdad que es muy sorprendente darte de cuenta de las realidades, mas cuando la realidad que conoces no es la mas agradable o conveniente para uno. Lo que mas me sorprendió de mi visita a estos jóvenes es la precaria condición en la que viven en plena calle. Cuando fui era un domingo, y el día era nublado, hacia mucho frío y comenzaba a chispear. La verdad me acerque con mucho miedo pero creo que mas con respeto. No contaba con un equipo de producción que en un momento difícil pudiera ayudarme, simplemente éramos un asistente, mi cámara y yo.

El método que utilice para que las personas accedieran a ser entrevistados fue por medio de dinero, pues son personas que no les interesa que les ayudes con cosas materiales, ellos prefieren el dinero por sobre todas las cosas para que ellos decidan en que gastárselos. Esto es en gran medida por la adicción a ciertas drogas que consumen. Sin embargo aunque hay muchos adictos a las drogas, sobretodo los inhalantes me sorprendió que me comentaran que las personas que mas abusan de ellos son los policías. Los extorsionan y lo poco que llegan a sacar de dinero es muy común que se los quiten, si ponen alguna resistencia son subidos a las patrullas y llevados a lugares lejos con la intención de dejarlos solos y lejos de sus demás amigos.

Fue muy fuerte e impactante para mi el llegar y ver a una joven de aproximadamente 25 años con un bebe recién nacido en brazos. Si de por si ya es muy difícil tener que vivir uno en la calle me impresiono como es que se puede procrear un ser vivo mas, ¿en donde? ¿en que momento? ¿en que circunstancias? Como era de esperarse el bebe no tenia ninguna atención medica, pero lo mas increíble para mi fue saber que ni siquiera le habían puesto nombre, a pesar de tener poco mas de 2 meses de nacida.

Image

Existen en la ciudad muchos lugares donde viven grupos de personas en condición de calle. Se que muchos compañeros de la universidad desconocen que existen estos lugares en su misma ciudad, pues nunca han padecido de un techo para dormir, una cama o una casa. Es importante conocer la condición de vida que tienen estas personas y no ignorarlos pues ellos están ahí, ellos también son seres humanos como los alumnos de la universidad y me parece que merecen que sepamos que ellos existen y están ahí aunque nunca los vemos o los queremos ver.

La condición de la gente en calle es  un problema que vemos día a día pero nunca hacemos nada por ayudarlos, y ayudarlos no significa darles una moneda cuando no lo pidan, o llevarles comida cuando nos sobro lo que compramos o cocinamos. Ayudar es sacarlos de esa condición de vida deplorable en la que se encuentran. Soy consciente que para que un país este en una correcta vía hacia el desarrollo es muy importante atender a los sectores más marginados.

Quiero que mis compañeros de la universidad Iberoamericana conozcan un lugar de muchos que existen en la ciudad, donde la vida de las personas debe cambiar. Mi objetivo es que los conozcan, que se den cuenta de lo afortunados que somos todos aquellos que no vivimos en esas condiciones. De valorar lo mucho que la vida nos ha dado, de no desperdiciar las oportunidades que nos dan día a día  salir adelante. Y poder devolver un poco a la sociedad de lo mucho que recibimos a diario, tal como nuestra universidad nos lo inculca.

Quiero que conozcan por medio de mi video a las personas que viven en la calle de Art. 123 en la colonia Centro. Creo que seria bueno que algún día asistieran al lugar donde viven, y vean con sus propios ojos como es su vida. Me gustaría que se pudiera cambiar la vida aunque sea de alguno de ellos.

Image

El niño de la foto de arriba se llama Martin. Este niño me sorprendió mucho, pues a su corta edad el es uno de los líderes de todos los jóvenes que están ahí. Cuando lo pude ver a los ojos sentí pavor, a través de sus ojos vi y sentí maldad en su ser, y no tardo mucho en demostrarlo pues cuando comenzaron los problemas con la organización para salir en los videos fue el primero en ponerse violento y amenazar. Yo se que la gente en condición de calle viven cosas muy fuertes que al final van formando su carácter, entiendo que las personas que viven ahí son de un carácter especial, peor el tenia algo mas que los demás. Me cuesta trabajo describir exactamente lo que sentí al verlo a los ojos, pero no dudo que estaba frente a un posible futuro criminal. Me lo imagino como un niño que en unos 3 o 5 años será quien domine toda esa zona del centro, por un momento me lo imagine como el personaje “Buscape” de la película Ciudad de Dios. Realmente me aterro.

La realización del video no termino como yo esperaba, más sin embargo no significa que me deje de interesar la situación que viven estas personas. Seguro regresare y las condiciones para que me dejen documentar serán diferentes. Creo que si más personas estamos enteradas de estos problemas es más factible que se solucionen.

Anuncios

5 Respuestas a “Los Olvidados de Art. 123

  1. letyfloresmeyer

    Que fuerte trabajo Pedro, me da tristeza pero creo que puede existir más objetividad en la forma en la que cuentas las cosas.

    • Hola mujer como estas?
      Como? Objetividad en que?

      • letyfloresmeyer

        Bien y tu? 🙂 No sé, tal vez pensar que no es que haya maldad en el chavito sino que está condicionado por su situación. También creo que fuiste muy valiente al hacer tu reportaje.

      • bradyinsack

        Muchisimas gracias mujer, mañana les enseño el video. =) Suerte en tus finales

  2. El chico murío, el que te dió miedo. Recién estoy terminando una serie de capturas en video y foto sobre este rinconcito olvidado donde el mendrugo de Dios no llegó… soy habitante de la Caller Art. 123 desde hace 3 años y vale, he visto de todo, desde la mafia china apoderada del lugar de enfrente, hasta los locales hipsters que recién se acomodaron en contra esquina. nadie hace nada. Buena aportación amigo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s