Cine y futuro social

Por Andrés Martínez

Una de las dudas que acomplejan más la mente del dudoso tiene que ver con la incertidumbre del futuro. La pregunta más frecuente, por lo menos en mi mente es: ¿Qué pasará?

Toda creación humana empieza en la imaginación, la precreación, un proceso que idealiza un futuro que pretende ser real. El mismo proceso imaginativo con intención de creación tiene por sí solo el tiempo definido, el futuro, que paradójicamente es un tiempo indefinido pues su extensión es infinita pero a la vez limitada.

Toda objetividad nace de la subjetividad, y es por eso que el cine como principio subjetivo, en este caso el de ciencia ficción, presenta dentro de su subjetividad una objetividad oculta.

El cine de ciencia ficción presenta varias oportunidades, pero en este caso tomaremos lo más sencillo: lo tangible. Claro dentro de la ciencia ficción existe un manejo utópico y tendencial del pensamiento e ideología, del cual hablaré en otro foro más subjetivo. Pero en este foro periodístico más bien quiero plantear la idea del metaperiodismo.

La ciencia ficción llena vacíos, grandes vacíos mentales que pretenden llenarse para saciar la incertidumbre de la mente humana. Esos vacíos se llenan de tendencias y teorías de cosas que se quieren construir en el futuro, existen ciudades y estructuras antes de siquiera saber con que se van a construir.

Es por eso que el cine de ciencia ficción tiene repercusiones en la sociedad, a continuación se demostrará por qué:

El diseño del material fílmico, la ilusión visual de representar lo inexistente en una secuencia de imágenes que otorga realidad a lo ficticio, permite inventar un objeto antes de que sea realmente inventado. Satisface la vista, que es el primer sentido al que se recurra para sentir un imagen real.

El caso típico es la comparación de la tablet que es un fenómeno actual con la misma tablet representada, sin existir aún realmente, en la película de Kubrick: Odisea al espacio 2001.

Un artículo del 3 de enero de 1999 de James Sullivan en el periódico The San Francisco Chronicle, menciona una palabra al resurgimiento de elementos que se pensaban del futuro en el pasado, lo llama technostalgia, tecnostalgia en español.

En esta complejidad del tiempo dentro de la tecnostalgia, recurres al pasado para conocer el futuro del pasado que es el posible presente. Tecnostálgicamente recurrí al pasado para conocer su percepción del presente de acuerdo al futuro.

Dentro del cine de ciencia ficción, posiblemente inconsciente para varios espectadores, se explota el uso de prototipos. Desde el uso de objetos para satisfacer necesidades básicas hasta el más común que es el de las naves espaciales.

Si se toman las sagas y películas más famosas del género, tanto como Star Wars, Star Trek, Matrix y Alien, se pueden ver patrones de tendencias:

  • A relacionar el futuro con el espacio: dentro de los patrones estereotípicos que retrata el cine de ciencia ficción está la relación del ser humano y el espacio (universo). Se plantea la necesidad de abandonar el planeta y tener que habitar en la oscuridad del espacio. Lo cual convierte el desarrollo en un problema infinito, pues no existe un destino definido por lo que no se pueden crear prototipos adecuados para sostener la imagen idealizada.

 

  • La creencia de que hay vida afuera de la Tierra: el ser humano no es el único hombre racional e inteligente, según las películas de ciencia ficción. En Star Wars hay un sinfín de creaturas de diferentes planetas que hasta existen alianzas entre las especies espaciales.

 

  • Hegemonía Norteamericana: es posible que tenga que ver con que la industria cinematográfica hollywoodense es la que produjo varias de estas películas. Pero el pensamiento característico tiene que ver con el discurso político norteamericano reflejado en su utopía.

Ahora que hay una pequeña contextualización puede venir el verdadero por qué de este escrito. La relevancia social, una emancipación proactiva entre productor y consumidor, denominado coloquialmente como una pequeña conclusión.

En este espacio estoy criticando, respaldado en Frederic Jameson y su ensayo de Progress versus utopia, or, can we imagine the future?, en el que se debe de luchar contra la utopía ya que se puede volver un cierto limitante para el progreso humano.

Al seguir los pasos de una sola historia se condiciona a perseguir debajo de un dogma futurista, caminar hacia el mismo punto pero con tecnologías actualizadas. Al seguir una utopía se sigue una ilusión. Pero el progreso está en cada obra, solo hay que desfragmentarla, analizar el presente para coincidir que futuro puede servir, sin dejar atrás la probabilidad de accidentes.

http://www.spk.la/2012/03/apple-vs-samsung-el-video-que-puso-a-temblar-a-cupertino/

http://www.cwanderson.org/wp-content/uploads/2011/11/34824655-Archaeologies-of-the-Future-Fredric-Jameson1.pdf (p281-295)

11. Sullivan, James (3 de Enero de 1999). «”Visions of Tomorrowland; How past concepts of the future are taking over pop culture”», The San Francisco Chronicle. http://www.sfgate.com/entertainment/article/Visions-of-Tomorrowland-How-past-concepts-of-2954499.php#page-3

http://www.coneicc.org.mx/?contenido=/centro_documentacion/nota.cfm&identifier=oai:coneicc.iteso.mx:268355&interno=yes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s